¿Por qué nos atraen los cuerpos tonificados?

Comparte este post :)

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

POR: KIRA HUBERMAN

Si pensaste que la tendencia a buscar un cuerpo esculpido viene de las ideas implantadas por la moda o estética, te equivocas. La atracción del ser humano por abdominales marcados y glúteos prominentes data de miles de años atrás, cuando la anatomía de cada individuo decía mucho al respecto de sus posibilidades de supervivencia.

La mayoría de las especies del reino animal en la superficie terrestre son cuadrúpedos o al menos ocupan sus extremidades superiores para el apoyo de su desplazamiento. Esta postura mantiene la zona central de su cuerpo, donde se alojan las vísceras u órganos vitales, con una mayor protección hacia el posible ataque de un depredador. Cuando el ser humano comenzó su desplazamiento en dos pies, dejó al descubierto la parte más débil de su estructura. Es por este motivo que los músculos abdominales, tomaron un rol preponderante en la anatomía para una mejor subsistencia de la especie. A demás dieron estabilidad a los movimientos y sustento a la columna vertebral.

La atracción por un abdomen fuerte es sinónimo de la búsqueda hacia el mejor escudo de protección. De igual forma se expresa la atención hacia los glúteos prominentes. En el caso del sexo masculino hacia el sexo femenino se observa de manera evidente, este fenómeno se da ya que hace milenios no existían sucedáneos de leche materna, por lo que la acumulación de grasas en la zona de los glúteos y caderas en el cuerpo de la mujer, marcaba un precedente atractivo que indicaba que aquella mujer podría otorgar sustento suficiente en la crianza de nuevas generaciones, por medio de la lactancia. En tiempos primitivos este proceso era más extenso que el que conocemos en los tiempos modernos, aun así, los genes de nuestra especie siguen expresando su fascinación hacia la supervivencia.

Aunque no lo crean los glúteos poseen otro súper poder que los hace inmensamente atractivos, estos son el músculo más grande del cuerpo y que le da potencia, fuerza y resistencia al desplazamiento humano. Por esta razón unos glúteos fuertes aseguraban una vida más prolongada y una mejor herramienta para enfrentarse a las dificultades que presentaba el entorno.

Todo siempre tiene un sentido más profundo de lo que podemos imaginar y cuando la naturaleza y la genética están presentes, todo en la vida cotidiana comienza recobrar sentido. Hoy el ser humano se ha alejado de su naturaleza primitiva, sin embargo, en ella está la respuesta a todas nuestras preguntas.

Post relacionados

Libérate de lo que acumulas

Por: Kira Huberman La vida es un proceso de aprendizaje que en ocasiones te hace acumular cosas, estas se manifiestan posteriormente en tu cuerpo, mente