Mónica Salinas

Veo el movimiento como un espacio libre de sanación. Cómo un lugar para expresarnos sin juicios ni limitaciones.

Un fluir desde nuestro ser más esencial, un encuentro con nuestro instinto primal.

Empoderarnos y redescubrirnos. Conectar con uno mismo, con un otro y con la naturaleza que nos rodea.

Sintonizar en mente, cuerpo y alma. Despertar y soltar. Nutrirnos desde nuestra propia energía vital.

Clases presenciales en Laguna de Piedra Roja, Chicureo.

Escoge el plan que más te acomode y agrégale clases presenciales.